Contrato de alquiler de habitación

¿Hay una habitación en tu casa a la que no le dais ningún uso? ¿Estás pensando en compartir tu vivienda para llegar más desahogado a fin de mes?

descargar contrato alquiler habitacion

Alquilar una habitación puede ser una buena jugada siempre que se sepa dar con la persona adecuada y se cumplan todos los requisitos legales.

Conocer el contrato de alquiler de habitación, sus características y posibilidades será el primer paso.

¿Dónde obtener contrato alquiler habitación en formato word?

El contrato de arrendamiento o alquiler de una habitación es un documento que acredita de forma legal el derecho de uso de un dormitorio a una persona, sin necesidad de alquilar toda la vivienda.

Aquí puedes descargar un contrato de arrendamiento de habitación

Este tipo de contrato está indicado para personas que vayan a alquilar una habitación en un piso compartido o en un piso de estudiantes.

Aunque no existe un documento con formato oficial al respecto, sí podemos encontrar modelos creados para facilitar la tarea a quienes no tienen experiencia en el alquiler de habitaciones o, directamente, en la redacción de contratos.

Puedes descargar nuestro ejemplo y si quieres luego podrás modificarlo y adaptarlo a tu caso particular.

Si quieres buscar otros modelos por Internet sigue estos pasos:

Para dar con uno de estos modelos puedes emplear cualquier buscador de Internet e incluir en él las palabras clave ‘contrato’ y ‘habitación’, pero es recomendable que las acompañes del año actual en el que nos encontramos, pues esto limitará los resultados a solo los modelos que se encuentren más actualizados (en el caso de que se haya publicado alguna normativa obligatoria).

Si también deseas limitar tu búsqueda a documentos word, añade los términos ‘.doc’ o ‘.docx’.

¿Dónde obtener contrato alquiler habitación en formato pdf?

Y del mismo modo que podemos buscar directamente por contratos en formato word, también podemos hacer lo mismo con el formato pdf.

Descarga aquí un contrato de alquiler de habitación en PDF

Esta alternativa está especialmente indicada si vamos a imprimir el contrato de alquiler de habitación, pues el formato pdf está optimizado para la impresión.

Si quieres saber como buscar otros modelos haz esto:

Bastará con sustituir en nuestra búsqueda la nomenclatura .doc por .pdf y daremos con contratos en el formato de Adobe Acrobat.

La última característica a tener en cuenta a la hora de buscar contratos online es que también podemos recurrir a las páginas de asociaciones y organizaciones relacionadas con consumo o el mercado de vivienda.

Por ejemplo, la organización de consumidores (OCU) cuenta con varios modelos de contrato para su descarga, aunque alguno de ellos solo estará disponible si somos socios de la plataforma (opción de pago).

Contrato de alquiler de habitación simple

Es recomendable que compares varios modelos de contrato de alquiler de habitación antes de elegir el que mejor se adapte a tu situación personal, pero en el caso de que sigas con dudas, aquí tienes los apartados que suelen considerarse indispensables para este tipo de contratos:

  • Características: se deben plasmar en el contrato todos los servicios de los que podrá disfrutar el inquilino y las características de la casa, es decir, todas las cosas que hay y los muebles de los que se dispone.
  • Duración: marcará la duración exacta por la que se firma el contrato.
  • Precio: tendrá que definirse el precio del alquiler mensual y los servicios que se ofrecen. Hay que señalar si entran o no los gastos de agua, basura, comunidad, Internet, …
  • Forma de pago: establece cuál va ser el modo de pago (transferencia, efectivo, …) y los días en que se debe efectuar, por ejemplo, del 1 al 5 de cada mes.
  • Subarriendo de la habitación: deberá establecer si es posible que el arrendatario pueda alquilar la habitación. Si no se explicita nada en el contrato, el inquilino podrá subarrendar la habitación arrendada.

¿Es legal alquilar habitaciones?

Es posible que muchos de vosotros estéis más acostumbrados a escuchar hablar sobre el alquiler de una vivienda completa, por lo que esto de hablar del alquiler de una habitación os suene raro o incluso os haga dudar acerca de su legalidad.

Nada más lejos de la realidad, alquilar una habitación es una actividad contemplada por las autoridades y será legal en tanto en cuanto existan dos partes (propietario e inquilino) que se pongan de acuerdo para el alquiler.

Sí debemos tener en cuenta que, al contrario de lo que sucede con el alquiler de una vivienda, en el caso de alquilar una habitación no es la Ley de Arrendamientos Urbanos quien regula el alquiler (Aquí es algo diferente con respecto al alquiler de un piso completo).

Los contratos de alquiler de habitación están regulados por el propio contrato firmado por las partes implicadas, de forma que no están sujetos a la normativa, cláusulas y obligaciones marcados por la Ley de Arrendamientos Urbanos.

Esto significa también que debemos poner especial atención a la redacción del contrato y de las especificaciones que hacemos en el mismo.

Por ejemplo, si la periodicidad de los pagos no está redactada y surge algún problema, las autoridades que entren a regular el contrato tendrán en cuenta los pagos realizados y la pauta que marcan.

Si quien alquila la habitación ha realizado el pago de forma semanal, se entenderá que el contrato y pagos son de este tipo, por mucho que una de las partes diga lo contrario.

Si no hay un documento redactado al respecto, se valorarán las acciones llevadas a cabo por cada una de las partes.

¿Es legal alquilar habitaciones sin contrato?

Al no existir una ley que regule el contrato de alquiler de una habitación, también es posible y legal alquilar habitaciones sin contrato.

En este caso se entenderá que se ha llevado a cabo un contrato verbal entre las dos partes y únicamente si aparece un conflicto entre ellas, podrán actuar las autoridades, siempre en cumplimiento del Código Civil.

Aunque sea una alternativa legal, con lo que hemos explicado en el punto anterior, parece poco recomendable optar por el contrato verbal.

Aun así, pueden existir casos en los que no nos quede otra alternativa, es ahí donde puede entrar en juego la demanda de una fianza de alquiler.

Dicha demanda estará amparada por el artículo 1.255 del Código Civil y su montante podrá ser destinado tanto para cubrir impagos como desperfectos ocasionados en la vivienda.

Al no regir la Ley de Arrendamientos Urbanos, la fianza no será exigible de ser depositada en ningún organismo oficial.